Susana Banovio: “Gloria adaptó su método para que yo pudiese entregar mi proyecto a tiempo”

Spread the love

Susana Banovio se licenció en Bellas Artes este mismo año 2018. Natural de Almansa, en Albacete, estudió en Valencia. Durante la carrera realizó su Erasmus en Milán, donde se cristalizó su interés por la moda. Escogió algunas asignaturas relacionadas con el diseño de tejidos y joyas. Así que al volver de allí decidió que su Trabajo de Fin de Grado (TFG) sería un proyecto relacionado con este mundo. Nada más ni nada menos que una colección de moda.

“Pero yo no tenía ninguna base. Ni teórica ni práctica”. Susana es directa y habla sin tapujos. “No sabía nada ni de costura, solamente mi propio interés. Tuve una asignatura de patronaje, pero los patrones ya nos los daban hechos, así que no había que hacer mucho. Mi primera prenda fue un corsé, sin saber nada. Así me salió, claro…”, bromea.

Susana Banovio en Fábrica de Moda. Fotografía: Archerphoto.

Cuando tuvo que comenzar su TFG le propuso a su tutor realizar una colección con un tema, que era el tenis. “Era un tema personal”, explica, “siempre me ha gustado mucho, y tiene que ver con mi familia, lo propuse a Jonay Cogollos, que era mi tutor y me dio luz verde, me orientó y me ayudó mucho. Pero me dijo que yo debía buscar los medios concretos. En la Facultad me ofrecían cosas como la cortadora láser y técnicas como la serigrafía, por si las necesitaba, pero nada de patronaje, corte y confección. Así que busqué a Gloria por Internet. La encontré, le planteé lo que quería hacer y ya me advirtió que íbamos a tener problema con el tiempo, pero aceptó ayudarme”. Pero Susana ya había intentado empezar por su cuenta: por una parte había elaborado unos bocetos para su colección y por otra había intentado realizar los patrones con algunos libros, de manera autodidacta. “Fue un desastre total. Conseguí sacar una falda y de milagro. Cuando hablé con Gloria me dijo que había sido muy valiente de intentarlo, pero claro, yo no tenía ni idea. No sabía ni dónde me metía. Ella normalmente da cursos más completos, pero no teníamos tiempo, así que me planteó aprender mientras sacábamos los patrones de mis propios bocetos, que era la parte del trabajo que ya estaba realizada”. Gloria también le ayudó con el corte y Banovio tuvo que aprender a coser a máquina. “Empecé a coser una falda con una máquina con pedal de hierro y no tenía ni idea. Mi abuela me ayudó al principio. Después, mis amigos en mi cumpleaños me regalaron una máquina de coser, pero las instrucciones estaban en polaco y tuve que buscar las instrucciones en Internet”. La aventura continuaba. “Cuando llegué a Gloria ya sabía manejar la máquina de coser, pero me enseñó también a usar la remalladora y otras cosas. Como íbamos mal de tiempo la última semana tuve que ir mañana y tarde a Fábrica de Moda”.

Susana Banovio, Tennis
La colección de Susana Banovio, Tenis. Fotos: @bikus.es

Un paso más en la carrera de Susana Banovio

La perspectiva de Susana es conjugar la experiencia adquirida con Gloria de Pablo con lo aprendido durante la carrera. “El proceso creativo de un proyecto en Bellas Artes es el mismo que en moda, y es de ahí de donde parto. Las técnicas son diferentes, pero la creatividad la tenía clara. Pero tal vez fui muy ambiciosa, porque hice 6 conjuntos, y podría no haberlos realizado físicamente, sino simplemente haber hecho una parte. Pero yo no quería simplemente aprobar, sino realizar un trabajo completo, hacer un portfolio y después intentar moverlo”.

Susana Banovio en la actualidad está lista para volver a Milán durante unos meses donde realizará prácticas en una empresa de vestuario para artes escénicas. Una vez concluya, decidirá si se queda en Milán o retorna con Gloria para avanzar más y crear una nueva colección. Está preparando su Instagram en @samba.rico.

Si te interesa la creación, el diseño y el patronaje, es probable que quieras saber más sobre los cursos de Fábrica de Moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *