Becas para estudiar diseño de moda

Labrarse un camino en el mundo de la moda no es sencillo. Hay muchas veces que resulta complicado disponer de lo mínimo necesario para emprender o mejorar tu carrera, así que aquí te pasamos dos links a un par de opciones muy interesantes. Hay diferentes maneras -y niveles- para formarte en el mundo de la moda, y si bien en Fábrica de Moda ofrecemos nuestros cursos de patronaje en Valencia, en muchas ocasiones es interesante comentar algunos otros cursos que incluyen posibilidades de beca aunque no siempre sean tan cómodos.

Becas para estudiar diseño de moda

Becas para estudiar diseño de moda cursos moda patronaje industrial Valencia
Fotografía: Archerphoto

En el de Yves Saint Laurent y el Institut Français de la Mode hablamos de un programa formativo de seis meses que es una de las maneras que tiene la compañía francesa para detectar nuevos talentos. La alianza no es extraña: el IFM es una universidad privada presidida por Pierre Bergé, cofundador de Yves Saint Laurent. Se trata de una de las mejores escuelas de moda del mundo. Evidentemente te tendrás que desplazar a París si quieres realizar el curso.

http://www.itfashion.com/moda/saint-laurent-te-esta-buscando/

Por otro lado, la  Asociación de Creadores de Moda de España (ACME) y Factoría Cultural presentan un año más su proyecto “EmprendeModa”. Ofrecen 10 becas en las que, en 2 pagan el 100% del coste del curso y en otras 8 becas, el 50% del total. ACME es una organización sin ánimo de lucro fundada en 1998 por Modesto Lomba, Jesús del Pozo, Elio Berhanyer, Antonio Pernas, Angel Schlesser y Roberto Verino. Los nombres aportan bastante confianza a la institución.

http://www.itfashion.com/moda/esta-beca-busca-a-10-disenadores/

Si estás dispuesto a ir a Madrid o París, no lo dudes y entra en esos links. Si, por el contrario, prefieres empezar a formarte en cualquier momento (estaremos abiertos este agosto de 2017), ven a Fábrica de Moda.

Para información sobre cursos en Valencia de patronaje industrial y moda es fabricademoda@fabricademoda.com y el teléfono (+34) ) 661 574 434 , y domicilio en c/Garrigues 3, 2º derecha.

Patronaje para diseño de moda

Actualmente la industria de la moda exige una producción rápida de cada nuevo diseño de moda y de cada nueva colección. Resulta fundamental para la producción de prendas de moda la combinación de moulage – modelado- y el patrón en plano sobre mesa. No es posible limitarse a un solo método de trabajo para realizar lo expresado en figurines.

Existen ciertas características de estilo dentro una silueta que se desarrollan mejor con el moulage y otras a través de patronaje en mesa.

El moulage permite al diseñador ver volúmenes y drapeados de inmediato mientras que el patronaje en mesa nos permite la ejecución de las piezas más básicas de un diseño.

Patronaje para diseño de moda Fábrica de moda

Las herramientas que necesitamos para un desarrollo rápido de diseños de prendas de vestir son los patrones bases.

Cada fabricante tiene sus propios patrones base desarrollados a través de una tabla de medidas específicas o de un modelo. Los patrones base se cambian para adaptarse a la tipología de prenda para cada temporada o, para evolucionar con las nuevas siluetas que genera la moda. Como por ejemplo hombros anchos, hombros estrechos, cinturas marcadas o sueltas. Siluetas ajustadas al cuerpo o siluetas holgadas oversize. Por tanto, una empresa al cabo de los años puede generar una gran variedad de patrones básicos.

En Fábrica de Moda nuestro objetivo es instruir al diseñador en las técnicas de patronaje industrial en mesa y el moulage. Enseñamos el uso del patrón base en plano como un medio para desarrollar ideas originales eficazmente y eficientemente. Donde el objetivo es conseguir en el primer prototipo el modelo deseado, intentado que haya el menor número de rectificaciones posibles. Y así obtener un sistema de trabajo y desarrollo de diseños que se adaptan a las necesidades de la industria de la moda.

En los cursos de patronaje industrial femenino, masculino e infantil enseñamos el uso de los patrones base de cuerpo, manga, falda y pantalón y a través de estos obtener transformaciones muy populares como la manga japonesa, murcielago o la manga raglan. Para que el diseñador no tenga dificultad y tenga para conseguir sus ideas originales.

También enseñamos como trazar un patrón básico técnicamente usando las tallas normalizadas o tallas individuales.

Pero no solo se pueden obtener patrones básicos por este método, en el curso de moulage de 20 horas de duración te enseñamos a como obtener los patrones básicos sobre un maniquí y luego convertir las piezas obtenidas en tela, en patrón de papel y finalmente obtener un patrón industrial

Metodología

Aunque existen maniquíes a escala y patrones base a un cuarto de escala, es preferible trabajar el patronaje a escala completa y después cortarlos y probarlos en tela. Así el diseñador puede valorar la silueta, la linea y la proporción de su modelo.

En Fábrica de Moda intentamos ayudar a los diseñadores de moda de manera individual conservando su estilo propio. Desde estudiantes sin experiencia hasta diseñadores ya profesionales. Cada uno seleccionará aquellas áreas de patronaje y ejercicios y problemas que pueden servir mejor a sus necesidades.

Es aconsejable para todos – no importa si tienen experiencia o no – que sigan el orden secuencial del temario y estudien los ejercicios que se proponen para obtener conciencia de la dependencia entre un patrón y otro.

Para información sobre cursos, el correo de Fábrica de Moda es fabricademoda@fabricademoda.com  y el teléfono (+34) ) 661 574 434 . Estamos en Valencia, en la c/Garrigues 3, 2º derecha.

Un poco de historia sobre la cremallera

cremallera Fábrica de Moda escuela de patronaje

La cremallera es una pieza esencial en muchas de las prendas de ropa que llevamos hoy en día. Sin este ingenio consistente en piezas de plástico dentadas que sirven para unir o separar dos partes de un género, tela o membrana. Básicamente, es eso, aunque la cremallera también tiene usos alternativos, como en el caso de los equipajes, en los que permite aumentar o disminuir el volumen de una maleta.

La primera referencia de algo parecido a una cremallera (que, por cierto, en inglés es zipper, un término que se parece muy poco al nuestro) la tenemos con un invento creado por Elias Howe en 1851 que no tuvo demasiada difusión.  En realidad, por lo que parece, el invento de Howe tenía más que ver con un cordón que con nuestro concepto convencional de cremallera. Unos años después, Whitcomb L. Judson inventaría un mecanismo más parecido al sistema actual, que concibió especialmente para calzado. Lo comercializó a través de la Universal Fastener Company, pero todavía no era exactamente el mismo método actual pero ya usaba ganchos y ojos. Con todo, el carro para abrir y cerrar, se sacaba y se guardaba en el bolsillo. Esto probablemente constituyó un problema para su implantación generalizada. El sistema no era tan cómodo e intuitivo, porque se podían abrir algunos ganchos y ojos independientemente. Howe probablemente no le dedicó todo el interés necesario porque estaba bastante ocupado con las máquinas de coser. Después de todo, las había inventado él.

Un paso más hacia la cremallera moderna

La siguiente evolución de la cremallera llegó de manos de Gideon Sundback. Sundback había trabajado con Judson, que murió en 1906, y se había casado con la hija del jefe de planta de su fábrica. El esfuerzo de Sundback llevó a la creación del hookless fastener en 1913, y a su posterior patente en el 17.

Sundback no solo diseñó esta solución: inventó la máquina para fabricarlas. Pero el nombre en inglés vino gracias a B.F.Goodrich en 1923, que lo incorporó a unas botas y calificó el dispositivo como “zipper” y el nombre se quedó para calificar este cierre. De las botas a las bolsas de tabaco, y ahí estuvieron hasta los años 30, cuando empezarían a tener una presencia importante en la ropa infantil.

cremallera fábrica de moda escuela de patronaje

En castellano a veces se utiliza el término cierre éclair, procedente del francés, pero es simplemente una marca comercial de Éclair Prestil SN. La etimología de la palabra es algo rara:  viene del francés crémallière, procedente del  cramaculus, en latín, y de ahí del griego kremastê, que significa “que cuelga’.

http://etimologias.dechile.net/?cremallera

https://en.wikipedia.org/wiki/Zipper

La cremallera es una parte importante para entender el diseño de moda actual. Si quieres saber más sobre diseño de moda, patronaje, o quieres matricularte en los cursos de Fábrica de Moda, puedes contactar mediante Whatsapp al (+34) ) 661 574 434, o un correo electrónico a fabricademoda@fabricademoda.com.